En la actualidad solo damos soporte a la domiciliación bancaria como método de pago, de cara a dar la mejor experiencia de usuario a la vez que cumplimos con la estricta normativa PSD2.

Una vez recibido el pago, a final de mes más o menos enviamos las correspondientes facturas, bien simplificada o completa, según la necesiten nuestros suscriptores.

Los precios que tenemos son insignificantes en relación al provecho que sacan nuestros suscriptores cada vez que acertamos que es casi siempre, aunque no garantizamos ningún grado de acierto.