Comprar en mínimos y vender en máximo es dificilísimo, y lo avisamos claramente en muchos de nuestros artículos que ese no es el objetivo de nuestro sistema, para evitar falsas expectativas, yo diría que es imposible, salvo casualidades como cuando el burro de Bartolo hizo sonar la flauta.

No obstante lo anterior, si hemos detectado que cuando coinciden 4 pautas los cambios son duraderos, siempre suelen durar varias semanas, por lo que suele ser rentable salir cuando el sistema marca salida y entrar cuando el sistema marca entrada.

Pero las cotizaciones de los valores no son rectilíneas, que son los que componen los fondos de inversión o los planes de pensiones, sino que a su vez están compuestas por ondas más pequeñas de reacción o de rebote, por lo que hasta que se produce nuevamente un cambio, ni todos los días baja si estamos en una bajada, ni todos los días sube si estamos en un movimiento alcista.

En consecuencia, sin querer dar ninguna seguridad, que no tiene nuestro sistema, ni ninguno que conozcamos, lo que parece claro es que mientras más próxima sea la salida al punto de salida o más próxima sea la entrada al punto de entrada, más posibilidades hay de aprovechar el cambio, ya que a priori no sabemos la duración, ni la profundidad de la bajada, como tampoco sabemos la duración y altura de la subida.

Si tienes fondos de inversión o planes de pensiones seguro que en un semestre vas a poder aprovechar un cambio de tendencia de salir o entrar a Renta Variable o a monetarios.