Metiendo prisas a los sistemas

Estamos a más de 5 meses de que empezara la última bajada en Europa y no deja de sorprenderme que sigan llegándome informes de los equipos de análisis de diferentes bancos, diciendo semana tras semana que como la macro sigue bien, o al menos eso dicen, no hay que preocuparse de que sigan las caídas, pues lo que hay que hacer es ampliar cartera ya que volverán a subir las cotizaciones de todos los valores. De todos, porque en la práctica no salen de ninguno. De hecho cuando presentan la distribución de las carteras a los clientes más agresivos los tienen todavía en renta variable muy por encima del 50%, e incluso del 70% lo que a todas luces parece un sin sentido, salvo que el objetivo del banco sea castigar al cliente por atreverse a invertir.

Nosotros que no disponemos de equipos de estudios y análisis macro, ni micro, y solo leemos los gráficos y hace ya muchos meses que dijimos que no queríamos perder más y nos salimos el 25 de junio de renta variable europea y a principios de octubre de renta variable americana.

Lo de que no hay que hacer nada cuando un valor baja, que se lo digan a un inversor del Commerzbank, del Banco Popular o de Nokia, como me recordaba un lector hace unos días.

Os dejo el grafico de Nokia, para muestra.

Metiendo prisas a los sistemas

Se puede observar que en junio del 2000 estaba en 55, hizo un mínimo en julio del 2012 en 1,45 y ahora cotiza en torno a 6.

En otras ocasiones he comentado que me gustaría estar en el Consejo de Administración de Apple o en el de otra empresa gorda, cuanto más gorda mejor, y saber de primera mano cómo se presenta el futuro de la empresa. A saber:

  • Qué previsión de ventas y de beneficios hay para el trimestre próximo.
  • Cual producto mejora en ventas y márgenes y cual empeora.
  • Qué está haciendo la competencia y como va a afectar a nuestra empresa.
  • Qué programa de inversiones hay previsto a 3 años, que está investigando la empresa y que nuevos productos está desarrollando y para cuándo estarán en el mercado.
  • Donde vamos a fabricar el producto final, así como la procedencia de sus componentes.
  • Y muchas cosas más que me ayuden a determinar si la empresa en la que ocupo un puesto en el consejo de administración va a bajar los beneficios, los va a mantener o los va a subir.

Porque Apple, Inditex o Daimler, cuando hace una presentación de sus resultados, nos detalla bastante bien ciertos hechos del pasado y sobre el futuro pone énfasis en ciertos puntos para calentar al accionista y hacerle ver que va a tener unos resultados mejores que los actuales, pues nunca dicen que se esperan resultados peores, si acaso unos crecimientos menores pero ya tienen medidas tomadas de cualquier tipo para seguir creciendo en volumen de operaciones y en beneficios. Todos tranquilos que no habrá bajadas de cotización y luego como las meigas, que haberlas hailas.

Pero para tener un puesto en un Consejo de Administración de una empresa gorda hay que tener bastante dinero y además invertirlo en una participación significativa de una sociedad a lo que creo que nunca podré llegar, por mucho que madrugue y ahorre en lo que me queda de vida. Por lo tanto me tengo que conformar con estudiar los gráficos que encuentro, con diferentes ayudas y la verdad es que la detección de los cambios no nos sale demasiado mal, sino todo lo contrario, aunque mi empeño, como el de cualquiera, siempre es mejorar.

Pero veamos que puede hacer cualquier inversor que esté en situación parecida a la mía. Le recomendaría que se metiera al menos en Internet y busque documentación e información de artículos sobre diferentes temas, así como multitud de libros y cursos. En zonadebolsa.es, no vendemos ni libros ni cursos, pero los hay y muy buenos y baratos para lo que enseñan, por ejemplo en las páginas donde leas este artículo, fuera de la nuestra, sin ir más lejos.

Lo siguiente podría ser construir un sistema sencillo de detección de cambios de tendencias al menos con los cruces de una media corta y otra más larga y empezar a optimizar sus parámetros. Se le pueden añadir cientos de indicadores y buscar el que mejor se adapte a lo que queremos determinar.

Metiendo prisas a los sistemas

Se puede seguir estudiando las múltiples figuras que casualmente van formando los gráficos y que nadie sabe cómo se forman igual que nadie sabe cómo se alinean las aves cuando cruzan el cielo en sus migraciones pero siempre van formando figura.

Por ultimo o bien fabricar un sistema de detección de tendencias, o seguir a un sistema ajeno, que hay muchos y muy buenos. El sistema nuestro, que no es el único, le tenemos enfocado para rentabilizar fondos de inversión mobiliaria, así como planes de pensiones y por eso usamos gráficos e indicadores semanales, no porque no se pueda aplicar a las acciones, sino por nuestra comodidad.

A veces nos repetimos en lo que explicamos, pero es que escribimos para un nivel de conocimientos medios o bajos, en ningún momento queremos sentar catedra sobre ningún tema, aunque quizás estuviéramos capacitados para ello. Por eso repetimos que las velas HA se forman automáticamente en función del comportamiento de la semana anterior y de la actual, habiendo semanas de bajadas continuas y la vela sale verde, pues precisamente porque la semana anterior fue verde y predomina sobre la actual, y al contrario.

Por otro lado nuestro público objetivo es el inversor en fondos de inversión mobiliaria o los tenedores de planes de pensiones, que están hartos de oir buenas palabras a su comercial bancario y cada vez que llega una caída siempre tiene buenas palabras de que va a pasar enseguida, pero nunca le saca de renta variable a monetario, como tenemos explicado en nuestras estrategias.

Por otro lado nunca hacemos predicciones, aunque en algunas ocasiones sí nos hemos adelantado a ciertos acontecimientos porque estaban bastante claros, como cuando el 12 de mayo en el artículo de la noche de cuchillos largos, ya dejábamos ver la formación del HCH que se podía formar y que se ha confirmado 5 meses después. También hace un par de semanas con el artículo sobre el petróleo, cuando había analistas profesionales pensando en el petróleo de 80 a 100 dólares.

A veces llegan ciertos rebotes más o menos largos, como este año en julio, donde se ve el nerviosismo de los alcistas a toda costa y nos piden que “saquemos el látigo” para azotar al sistema y que dé señales de entrada cuanto antes, incluso pidiendo relación de fondos por adelantado, antes de que se haya formado un suelo creíble y valorable. Doy por supuesto que en otros sistemas pasará más o menos lo mismo, ya que los sentimientos humanos son muy parecidos en todos sitios.

Vuelvo a recordar que no estamos en ningún consejo de Administración de ninguna empresa gorda, ni tenemos la bola de cristal de Rapel y que solo tenemos gráficos y pautas que hay que seguir espartanamente, pero aclaramos que aparte de nuestras 4 pautas que publicamos todas las semanas, también valoramos más indicadores, el comportamiento del oro o del petróleo y otras materias primas, la situación de las manos fuertes, las fechas de vacaciones, de Navidad, etc, etc.

En resumen, hay que estudiar cuanto más mejor y esperar a que los movimientos ascendentes o descendentes se vayan completando y los índices digan a voces:

¡¡“comprame”!! ó ¡¡“vendeme”!!

El látigo de las bestias no sirve de nada o como siempre se dijo “no por mucho madrugar amanece más temprano”.

El artículo que acabas de leer no tiene ninguna retribución económica y para su autor solo tiene interés divulgativo. Si te ha gustado debes votarlo para satisfacción personal del autor, y para que conozcamos tus gustos para futuros artículos a escribir. También deberías mostrárselo a tus amistades a través de las redes sociales en que participes.

Nuestro lema sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.