Respetando las señales del gráfico se evitan los accidentes: El caso ASOS

La semana pasada habíamos empezado una serie de artículos sobre burbujas especulativas para tratar sobre el bitcoin, los tulipanes y Terra entre otros, aprovechando que estamos viendo las caídas desde la barrera desde hace 6 meses, pero por actualidad hablaremos en esta ocasión de la “burbuja de los trapos”.

Respetando las señales del gráfico se evitan los accidentes: El caso ASOS

Hasta este lunes, día 17 de diciembre no conocía a ASOS, aunque luego me he enterado que es una cadena de ropa muy conocida como otras muchas que se han universalizado, pero la conocí porque saltó a las noticias bursátiles por su caída del 40% en un solo día y no era la primera caída como veremos más adelante, pues ya venía cayendo desde hacía tiempo.

Os dejo el gráfico para que veáis lo que os digo:

Respetando las señales del gráfico se evitan los accidentes: El caso ASOS

Hagamos un supuesto de comprar 10 acciones de Asos, en un punto en que estén en un máximo y tomemos dos opciones. La primera opción es establecer una estrategia beligerante y vender las acciones en la primera señal de salida que tenemos en el gráfico que mostramos, asumiendo la perdida inicial, ya que nos hemos equivocado al entrar en un máximo, y vuelto a reinvertir en la primera señal de entrada y así sucesivamente. Por lo tanto, queremos saber cuál hubiera sido la evolución de nuestra inversión a día actual. Lo resumimos en el siguiente cuadro:

FECHA OPERACIÓN COTIZACION ACCIONES EN CARTERA IMPORTE EUROS o LIBRAS DIFERENCIA EUROS
24.02.2014 COMPRAR 7.195 10 7.195 * 10 = 71.950
10.03.2014 VENDER 6.683 10 6.683 *10 = 66.830 -5.120
27.10.2014 COMPRAR 2.143 66.830 / 2.143 = 31,18
25.05.2015 VENDER 3.703 31,18 31,18 * 3.703 = 115.459,54 48.629,54
12.10.2015 COMPRAR 2.888 115.459,54 / 2.888 = 39,97
04.01.2016 VENDER 3.447 39,97 3.447 * 39,97 = 137.807,84 22.348,29
14.03.2016 COMPRAR 3.135 137.807,84 / 3.135 = 43,95
12.12.2016 VENDER 4.997 43,95 4.997 * 43,95 = 219.618,15 81.810,31
09.01.2017 COMPRAR 5.268 219.618,15 / 5.268 = 41,69
26.06.2017 VENDER 5.828 41,69 5.828 * 41,69 = 242.964,04 23.345,89
13.11.2017 COMPRAR 5.750 242.964,04 / 5.750 = 42,25
02.04.2018 VENDER 6.932 42.25 6.932 * 42.25 = 292.908,99 49.944,95

Lo anterior lo conseguimos con una estrategia beligerante, esto es no nos quedándonos agarrados a la acción pensando que como es una buena inversión siempre va a subir como nos suelen contar los bancos. Efectivamente, porque creíamos que es una buena acción para invertir, por eso entramos en su momento pero si vemos que hemos comprado caro y que viene una caída no pasa nada porque nos salgamos y volver a entrar cuando haya pasado el bache.

Veamos un resumen de nuestra operación:

  • Inversión inicial: 71.190
  • Montante total: 292.908,99
  • Rendimiento final: 221.718,99

Si en lugar entrar en máximo, reconocer nuestra equivocación y seguir la mecánica descrita más arriba, hubiéramos realizado una estrategia durmiente, esto no hace nada el resultado seria, teniendo en cuenta que hoy 20.12.2018 el cierre ha sido a 2.128. En el gráfico está sintetizado visualmente por la flecha verde que va desde el origen de la inversión hasta hoy.

  • Inversión inicial: 71.190
  • Montante total: 10 acciones a 2.128 = 21.280
  • Rendimiento final: +21.280 - 71.190 = -49.910

En resumen, por no perder en el inicio 5.120 monedas, preferimos perder 49.910 monedas desde el inicio hasta hoy, lo que no tiene lógica, por eso una vez más nuestra recomendación para los inversores a largo plazo es maximizar el capital, para lo cual hay que vender y comprar cada vez que veamos una señal de cambio de tendencia. Esto es igual de válido para las acciones como para los fondos de inversión o los planes de pensiones, ya que los desniveles o correcciones les afecta por igual.

No sé si el gráfico está en euros o libras por lo que me refiero a monedas sin más aclaración, pues los cálculos son los mismos.

Este mismo supuesto ya le hemos realizado y publicado en varias ocasiones con diferentes valores, como por ejemplo con Inditex el día 31.08.2018, con Bolsas y Mercados el día 19.05.2018, y otros valores más. El resultado siempre es similar como podéis ver buscando los ejemplos que citamos.

En el caso del supuesto sobre Inditex coincidió con la rebaja del precio objetivo que publicó Morgan este verano y que al final se va a cumplir a pesar de la incredulidad de muchos inversores de “largo plazo” en aquel momento, que una vez que compran una acción no la sueltan ni con aceite caliente.

Respetando las señales del gráfico se evitan los accidentes: El caso ASOS

Aunque no es nuestra costumbre comentar lo que dice la prensa sobre las tiendas de trapos, ya parece que se están dando cuenta de la saturación que existe en todos los países, o al menos en los civilizados que es donde de verdad hay poder adquisitivo. La venta de ropa son negocios muy buenos y sencillos, lo vienen haciendo los tenderos de confección de toda la vida en cualquier pueblo del mundo, aunque ahora los han dotado de cierta innovación como es la concentración en grandes superficies y una logística envidiable aprovechando los nuevos sistemas informáticos. Además disponen de personal formado y precios de fabricación bajísimos. Pero todo tiene su límite y los beneficios se empiezan a estancar en varias de estas cadenas, que reaccionan bajando precios, lo que a su vez provoca más bajadas de beneficios y de sus cotizaciones.

Un apunte final. Como habréis detectado nuestro sistema no es perfecto y así el día 12.12.2016 salimos vendiendo a 4.997 monedas y días después el 09.01.2017 volvemos a entrar a 5.268 monedas, con lo que se nos produce una pequeña perdida, pero es el precio de ir consolidando las ganancias y que no nos pillen las caídas del 40% como luego han venido. En otras palabras, cada vez que detectemos una posible bajada nos salimos, por si acaso. Que luego vemos que la bajada se corta, pues no pasa nada por volver a entrar al precio que ese día cotice nuestra acción o nos vamos a otra más apetecible, no tenemos ningún compromiso de permanencia.

El artículo que acabas de leer no tiene ninguna retribución económica y para su autor solo tiene interés divulgativo. Si te ha gustado debes votarlo para satisfacción personal del autor, y para que conozcamos tus gustos para futuros artículos a escribir. También deberías mostrárselo a tus amistades a través de las redes sociales en que participes.

Nuestro lema sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.