El bien llamado rally de Navidad

Entre los temas recurrentes que la prensa trata año tras año, supongo que debe estar hablar del rally de Navidad, al igual que sucede con el día de la marmota que antes nadie la conocía pero desde que vimos aquella película toda la gente está pendiente de saber qué hace, la famosa marmota americana. Lo mismo que pasa en los finales de partidos de futbol, que cuando van por el minuto 80, los comentaristas siempre nos dicen que los jugadores están más cansados que cuando empezaron, lo que en mi pueblo se llama una perogrullada, a no ser que digan que han bajado al campo y han preguntado uno a uno a los jugadores y les han dicho como se encuentran de cansancio.

El problema del rally de Navidad es que la prensa le empieza a tratar cada vez con más antelación, para que la competencia no les pille el tema. Por si alguien no se acuerda, Navidad es el día 25 de diciembre, pero la prensa a principios de diciembre ya está prometiendo la subida, incluso a mitad de noviembre como ha pasado este año pasado, que en lugar de hablar de la caída que estaba cayendo le interesó más adelantar el famoso rally mencionado vendiendo esperanzas. Pasa lo mismo que con el alumbrado navideño, que siempre se encendía a partir de Nochebuena, pero por aquello de que los grandes almacenes en particular y el comercio en general vendan más, empezaron a adelantar el encendido y va a llegar un año en que encenderán para el 01 de noviembre día de todos los Santos.

Pero el rally de Navidad tiene su fundamento económico y financiero, o al menos eso creo. A saber hace año cuando nos comía la hiperinflación, aunque nadie la comentaba pues no sabíamos tanto de cultura económica como ahora, resulta que cualquier valor pagada al menos 2 dividendos y uno de ellos coincidía con los últimos días del año, además los gestores de las sociedades de carteras, pues entonces no había fondos de inversión, aprovechaban como ahora hacen los fondos de inversión para soltar los malos valores y entrar en los que mejor iban.

Consecuencia de lo anterior es que enero siempre ha sido un mes alcista por bajar las ventas de arreglo de las carteras y precisamente porque se autocumple la profecía y la subida duraba y sigue durando hasta bien entrado mayo, que también tiene su dicho.

Habrá habido fondos que tengan Abengoa, Aryzta, Anso, Banco de Sabadell, el banco turco, que no tienen más remedio que tragarse esas acciones por intereses en los Consejos de Administración, pero para los demás no deja de ser una mala imagen ver la cartera de 31 de diciembre y que aparezcan acciones que han caído del 20 al 30% en años en que no ha habido una caída general tan intensa.

Pues sorprendentemente este año que a principios de diciembre las cotizaciones no estaban para florituras, la prensa se preocupó del rally de Navidad anticipadamente, pero cuando llegó Navidad y las cotizaciones de todo el mundo, me refiero a los índices principales, empezaron a subir y se produjo de verdad el rally de Navidad ningún medio he visto que haya escrito identificando el fenómeno, que además continua en vigor y lleva dos meses de subidas continuas.

Os dejo el gráfico del CDAX, que es el índice que recoge todas las acciones cotizadas en la Bolsa de Frankfurt, y que es un índice que apenas nadie comenta. Como se ve es muy parecido al DAX 30 que todo el mundo conoce, ya que en este cotizan las 30 mayores empresas alemanas y naturalmente esas empresas tienen una gran ponderación dentro del CDAX.

El bien llamado rally de Navidad

Como claramente se ve en el gráfico en la semana del 24 de diciembre del 2018, se dieron los mínimos, con una vela de vuelta clarísima, y luego las semanas posteriores (Navidad) siempre ha habido mínimos muy superiores a los de esa semana, tanto es así que nuestro sistema dio señal de entrada a fondos renta variable a mitad de enero, donde figura la línea vertical verde punteada.

El artículo que acabas de leer no tiene ninguna retribución económica y para sus autores solo tiene interés divulgativo. Si te ha gustado debes votarlo para satisfacción personal de los autores, y para que conozcamos tus gustos para futuros temas a tratar. También deberías mostrárselo a tus amistades a través de las redes sociales en que participes.
Nuestro lema sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.