Los fondos de bolsa en el país de los 3 dedos

Hay un viejo refrán que dice que “al mal tiempo buena cara” pues si encima que están cayendo chuzos de punta nos cabreamos pues mala cosa, porque encima nos vamos a fastidiar el estómago. Por lo tanto, aprovechando que los que seguimos el LUMAGA SYSTEM salimos de los fondos de RV el 25 de febrero y ya perdimos un poquito sobre el máximo al que habíamos llegado la semana anterior, y desde entonces estamos en monetarios viendo la caída desde la barrera, pues aprovecharé para contaros un chiste muy viejo que seguro que la mayoría le conocéis.

Pues bien vayamos con el chiste: Pues bien imaginemos que los hombre tuviéramos dos dedos en cada mano, por lo que era una vez que un forastero entraba en un pueblo del Oeste americano y se encontró que todos los hombres huía de forma despavorida. El forastero consigue detener a un buen hombre del lugar y le pregunta, qué por qué huye y le dice “es que está entrado por el otro lado del pueblo el tío de los 3 dedos.” -¿Pero que pasa porque entre el tío de los 3 dedos? Y le dice el lugareño que huía, es que le llamamos “el tío de los 3 dedos” porque corta las manos a todos los hombres que tienen 3 dedos. Tras lo cual nuestro forastero se mira sus mano y ve que solo tiene 2 dedos como era normal en todos sitios, por lo que nuestro forastero le dice al lugareño, -Pero yo puedo entrar porque solo tengo 2 dedos. Entonces el lugareño le dice: -Pero es que primero corta las manos y luego cuenta los dedos.

El chiste es muy viejo y alguno que le haya reconocido le habrá venido a la memoria otra versión con ciertos atributos masculinos en lugar de los dedos, pero para publicar un artículo que se pueda leer en todos los horarios televisivos, hemos hecho esta pequeña adaptación sustituyendo los citados atributos por los dedos. Seguro que ahora habéis entendido mejor el chiste.

El chiste viene a cuento de que cuando llegan ciertas estampidas lo mejor es salir corriendo y ponerse a salvo, en el caso de la inversiones en Bolsa, sea en valores o en FIM, ponerse a salvo es pasar a liquidez o a monetarios, según el caso y después ponernos a filosofar de si hay motivos o no para la caída, si la economía está tan mal para esas caídas, o si el problema es pasajero o más serio como para caer tanto. Por lo tanto, si llega la caída no podemos hacer nada para sujetarla y menos ponernos a pedir explicaciones a otros que saben bastante menos que nosotros y que no sabemos si tienen los mismos intereses que nosotros o por el contrario van buscando otros intereses económicos y comerciales y no miro a ningún banco.

Por lo que el orden a seguir debe ser: Primero: Correr todo lo que se pueda y vender o traspasar cuanto antes. ¡¡Ójala hubiéramos salido la semana anterior!! pero cuanto más rápido salgamos menos perdidas cosecharemos. Segundo: Sentarnos a ver la caída desde la barrera, como hicimos en la bajada de todo el verano y otoño del 2018, entre otras. Tercero y último, preguntar a nuestro banco que nos de sus versiones de lo que está pasando, que casualmente siempre en todas las entidades y en todas las caídas son coincidentes, como por ejemplo:” No hay motivos para tanta bajada”, “lo peor ya ha pasado”, “no vendas porque tú vas a largo plazo”, “yo que tú aprovecharía para comprar más”, etc, etc. ¿Os suenan estas frases? Pues seguro que sí os suenan porque o bien os lo han dicho recientemente en vuestro banco o bien lo habéis oído en los videos que ponen varias entidades.

Los fondos de bolsa en el país de los 3 dedos

Entonces veamos algunas conclusiones:

BANCOS = INACCIÓN

Actualmente y después de las caídas que aparecen en la tabla anterior, siguen diciendo que hay que mantener y tienen a los clientes mas agresivos o tolerantes, que deben ser los que mas les gusta perder dinero, con exposición de sus carteras por encima del 70%. Y te explican en sus videos e informes de que no hay que ser viscerales y operar dejándose llevar por la cabeza. Eso sí, la semana antes de que acabe la bajada bajaran la exposición del 70% al 60% y será precisamente señal de que la tendencia va a cambiar, porque eso mismo hicieron en la bajada de agosto del 2015 o en diciembre del 2018 en más de una entidad.

Por lo tanto dejemos claro que cuando se produce un cambio de tendencia hay que salir siempre. En nuestro caso nos ha resultado mas fácil salir, ya que teníamos un colchón por las subidas del 2019 y lo que llevábamos del 2020, pero da igual si llevamos 20 meses y tenemos mucha ganancia o si nos hemos equivocado y hemos entrado 1 día antes de girar el mercado, hay que salir igual, pues siempre es mejor perder un 4% ó un 5% que no perder las cifras tan brutales de la tabla de mas arriba.

¿Y donde dejamos a la prensa económica ante estas caídas?, pues son peores aun que los bancos, porque se ponen a buscar culpables como la FED, el BCE, la Merkel, Erdogan, la devaluación del yuan, la subida del petróleo, el oro, las campañas presidenciales americanas, etc, etc. En esta ocasión están pidiendo mas bajada de tipos de interés a los Bancos Centrales, como si fuera un problema de falta de oferta en la economía, cuando es todo lo contrario y es que la demanda ha desaparecido, o al menos si se ha contraído enormemente. Un ejemplo: En las zonas chinas o italianas que han aislado, ¿cuántas operaciones de ventas de coches alemanes se han hecho en esos días?. Otro ejemplo: Si los hoteles se quedan sin viajes del IMSERSO de que le sirven la bajada de intereses. Lo mismo le pasa a las aerolíneas que no necesitan que les bajen los interese para comprar más aeronaves, sino que les vuelva la demanda para llenar los aparatos y ocupar a la tripulación que tienen que seguir pagando a pesar de estar parada.

Ya explicábamos en un artículo anterior que la economía no necesita soluciones de macroeconomía, sino de microeconomía, o sea de ayuda a las empresas concretas. Lo que pasa es que el único gobierno que tiene el cerdito lleno de euros es Alemania, pues los demás países tienen el cerdito escuálido y más que ordeñado y no pueden sacarle más sustancia, porque llevan 13 años endeudándose continuamente como si tuvieran la manivela de la máquina de hacer billetes y no la tienen afortunadamente, pues de los contrario ya nos habían convertido en una Venezuela cualquiera, donde para ir a comer un mal menú del 10 euros al cambio, tienen que ir con una maleta de billetes para pagar.

Dicho todo lo anterior, acordaros de que ni las bajadas ni las subidas son indefinidas, sino que siempre paran, hacen sus periodos de suelos o techos según el caso y vuelven a iniciar la subida correspondiente, donde no olvidéis que volveremos a entrar hasta que el mercado nos vuelva a echar.

Nuestro lema sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.

0 comentarios

Tu comentario

Solo los suscriptores premium pueden comentar los artículos subidos.

Inicia sesión o crea tu cuenta para poder comentar.