Siguen los rebotes

Esta semana se han producido unos rebotes tan exagerados que no es posible tomárselos en serio, salvo que los hayan acordado para pillar desprevenidos a los que se ponen en corto, que les deben haber hecho un buen agujero.

La cifra de parados que en Estados Unidos pidieron el paro la semana pasada ha pasado de 280.000 a 3.283.000 parados, incremento no conocido jamás en una semana y eso que parece que son solo algunos los estados los que han parado y no tan radicales como en Europa.

Las bajadas de producción en este 1T-20 ya será a la baja en todos los países, pero el 2T-20 hay previsiones de llegar incluso a -30%, en algunos países, lo cual es una tragedia económica. No obstante para el 3T-20 ya se espera un rebote de la economía mundial muy importante, pues habrá que ponerse a reponer todo lo que no se haga en el 2T-20 y si nos hayamos comido.

De todas maneras acordaros de que la Bolsa siempre va por delante de la economía y que es muy normal un adelantamiento de al menos 6 meses, por lo que habrá que estar atentos al suelo que cada vez está más cerca, pero del que nadie nos va a avisar, por lo que tendremos que poner muchos ojos para detectar primero un suelo más firme de los que se han visto hasta ahora y luego el giro y el cambio para arriba.

Esta semana hemos actualizado los gráficos de los índices que seguimos y hemos dado nuestra opinión en cada uno de ellos acerca de lo que consideramos que reflejan los mismos. Todos los gráficos actualizados los podéis encontrar entrando en POSICIONES. Además hemos metido el gráfico del platino dentro de OTROS, lo cual no supone que se deba comprar o vender este metal, solo es para que nos hagamos una idea de cómo está la economía industrial, no la de los servicios.

Siguen los rebotes

Para que se vea mejor, lo hemos puesto en periodo bimensual, que no suele ser habitual, pero es que queríamos coger un periodo lo más amplio posible y que se viera claramente su evolución.

Esta semana hemos actualizado la tabla de seguimiento de los principales índices que seguimos y la verdad es que en menos de un mes se han producido unas caídas inimaginables hasta para el inversor más pesimista, pero ahí están y siempre tenemos que reconocer que el mercado no se equivoca, que los que nos equivocamos somos nosotros, por más que nos cueste reconocerlo.

Siguen los rebotes

Una vez más os animamos a que subáis los artículos que publicamos a vuestras redes sociales con el fin de darnos más a conocer y poder subir en número de suscriptores y poder abordar diferentes mejoras que ahora nos resultan imposible poner en marcha por la falta de medios materiales y personales.

Nuestro lema, sigue siendo: La Bolsa es impredecible, pero no anárquica.

Sin comentarios