Los indicadores de sentimiento contrarían

Empezamos, esta especie de carta semanal, deseando a todos los lectores, suscriptores o no, que estéis bien, así como vuestras familias, pues la vida y la salud es lo primero y todo lo demás, incluidas las inversiones o el dinero, son menos importantes.

La anécdota de Rockefeller y su limpiabotas es tan antigua que hasta se tiene dudas de que sea verdadera:

“Cuando mi limpiabotas invierte en Bolsa, yo lo vendo todo”

Esta frase se le atribuye a Rockefeller, y parece que fue la justificación de como John Davison Rockefeller, salió de la Bolsa americana días antes de la gran caída del 1.929, cuando todo el mundo con más o menos conocimiento de inversiones compraba y compraba porque todo subía y pensaban que las subidas no iban a parar nunca.

Pero a lo largo de los años la he oído o leído con diferentes profesiones cercanas al magnate, como su mayordomo, sus chofer o su limpiabotas y evidentemente lo de menos es con que currante cercano se produjo, sino la reacción “contrarían” que este hombre entendió cuando alguien que para su entender no tenía ni ideas de los mercados y se atrevía a llevar su dinero a la Bolsa. Lo que vino después, ya es conocido por todos vosotros.

Hoy en día tenemos la encuesta de la AAII que se publica todas las semanas los jueves de madrugada cuyos datos hay muchos inversores que le atribuyen ser un indicador de sentimiento contrarían. Os pongo el último cuadro resumen de esta semana:

Los indicadores de sentimiento contrarían

El contenido de la tabla anterior no creo que necesite ayuda para entender, ya que marca los sentimientos de los alcistas, neutrales y bajistas en la semana que corresponde, así como la media histórica, precisamente para comparar la desviación existente y que cada uno saque sus consecuencias.

Pero como recientemente las Bolsas han padecido unos movimientos excesivamente convulsos debidos a la crisis sanitaria que ha provocado el COVID-19 y que nos ha afectado y mucho a los que nos movemos traspasando fondos de inversión mobiliaria, al igual que si hubiéramos tenido valores sueltos. Vamos a ver cuáles han sido los porcentajes de la encuesta de la AAII en tres fechas que queremos destacar por si nos ayudan para próximas ocasiones.

Los indicadores de sentimiento contrarían

Veamos fechas a destacar:

  1. El 20 de febrero última encuesta conocida antes de la debacle. Todos recordareis que esa semana, igual que un par de semanas anteriores las bolsas estaban en máximos absolutos. Pues mirad lo que decía la encuesta: Los alcistas estaban en el 40,56% y los bajistas en el 28,67%. Que lastima que no vendimos o mejor traspasamos los fondos de inversión de RV a FIAMM ese jueves, lo que entre el jueves y el viernes hubiera supuesto salir en máximos históricos. Fijaros que a la semana siguiente que siguiendo al Lumaga System salimos de RV, los alcistas se nos van a 30,43% y los bajistas a 39,12%. Cambio significativo pero tarde.
  2. Os he señalado la semana del 19 de marzo del 2020, en que las Bolsas marcaron mínimos, para que veáis que decía la encuesta de la AAII que el futuro sería alcista en 34,35% y bajistas en 51,19%. Pues fijaros que era la semana ideal para haber entrado a tope si hubiéramos detectado que las bolsas hacían mínimos, pero pocos podemos levantar la mano diciendo “yo lo vi y entré”. El Lumaga System o cualquier otros sistema de detección de cambios de tendencias, si alguna vez detectara esos puntos los tendríamos que proponer para el Nobel los Mercados Bursátiles. De momento no mandéis la candidatura que es casi imposible detectar esos mínimos.
  3. Por fin el 28 de abril del 2020, nuestro sistema dio la señal de entrada, y fue la vez que mas nos ha costado decidirnos por marcar el cambio, a pesar de que la AAII en esas fechas estaban en alcistas 24,86% y bajistas 50%, pero es que a pesar de la subida tan fuerte que traían los índices desde la semana en que tocaron mínimos, los VD (valores directores) no mejoraban, solo había un porcentaje minoritario en positivos, lo que indicaba a las claras que quien fuera y no señalo a nadie, se decidió por subir un puñado de valores y esperar a que los demás atraídos por el efecto de contagio del optimismo siguieran a los que iban en cabeza y por eso hasta esa semana nuestros VD en Europa no llegaron a (35-15) y en USA a (36-14), lo cual ya considerábamos consistente y efectivamente dimos la señal de entrar.

¿Y qué decir de esta semana de cotizaciones locas? Pues lo que les indicaba a nuestros suscriptores y es con subidas así se crean aficiones para toda la vidas. Buen inicio, buen desarrollo semanal y buen cierre y de estas cotizaciones se desprende que ya tenemos algunos fondos de inversión y planes de pensiones con ganancias absolutas de mas del 10% en poco mas de un mes, a pesar del Covid-19 y toda la tragedia que ha generado.

Ya que hemos empezado con una frase de un personaje ilustre y supermillonario del siglo pasado terminemos con la de otro personaje ilustre y también supermillonario, todavía vivo como es Warren Buffet conocido como el “Oráculo de Omaha”. Parece que en una ocasión dijo:

“Mister Market es un esquizofrénico en el corto plazo, pero recupera su cordura en el largo plazo”.

Os doy la idea por si alguien la quiere analizar con más detenimiento y explicarnos que quiso decir con la esquizofrenia y la cordura de los mercados.

Nuestro lema sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.

Desde Zona de Bolsa esperamos que nos cuidemos todos, que falta nos va a hacer. Saludos cordiales.

Sin comentarios