Ha llegado la nueva economía y es mucho más que las FAANG

Entrar en muchos valores del Nasdaq es como subirse a un edificio muy alto y asomarse para ver el suelo. Si te pones detrás de un murete de mampostería grueso te da una cierta seguridad que parece que los pies se te agarran más al suelo y te sientes seguro, pero si te arrimas por una parte donde hay una barandilla vieja y oxidada que se balancea al agarrarte para asomarte, forzosamente sientes vértigo, de la altura y de la debilidad del soporte donde te estas agarrando.

Pues bien, solemos fijarnos en los FAANG y vemos la velocidad de subida que han cogido este manojo de valores, que no es comparable a los valores europeos, ni a la generalidad de los valores del Russell 2000 por ejemplo, pero no son solo los 5 a 10 valores principales los únicos que suben desde hace 19 semanas, y además con velas verdes perfectas, todas crecientes, sino que si entramos en los subyacentes del Nasdaq vemos que hay muchos más que están haciendo las mismas velas y con la misma fortaleza, muchas de ellas han doblado su valor desde los mínimos de marzo o están a punto de doblar.

Y en este momento me viene a la memoria un libro que marcó una época, como fue El Desafío Americano, escrito por Jean Jacques Servan Schreiber en el año 1967, que leímos todos los estudiantes de mi generación pues en cuanto asistías a una charla de algún catedrático por las noches en los Colegios Mayores, ya fuera el tema que fuera, tanto el ponente como los asistentes acabábamos tocando el tema del desafío americano. Como supongo que muchos de los que leáis este articulo habéis leído el libro y los que no le hayáis leído os le recomiendo, solo explicar que JJSS en aquel libro explicaba la distancia que los EEUU empezaban a sacar a los europeos en todo el desarrollo tecnológico de la época, que entonces no estaba basado en el despliegue de Internet, sino en el desarrollo de nuevo armamento, desarrollo espacial y investigación tecnológica de aquella época, entre otras, lo que les empezaba a dar ciertas ventajas competitivas a consecuencia de la cual todas sus multinacionales empezaron a colonizarnos. Entonces las FAANG del momento eran Ford, General Motor, ITT, General Electric, Boeing, etc, etc.

Ha llegado la nueva economía y es mucho más que las FAANG

Pero dejemos 1967 y volvamos a 2020, en mitad de una pandemia del COVID-19, y nos encontramos en mitad de un proceso de aceleración de los cambios económicos, que seguro que antes o después iban a llegar pero que por culpa del bicho se han acelerado, y otra vez estamos antes El Desafío Americano, porque Europa hace los deberes tarde y con mucha desgana, pero los EEUU casualmente vuelven a tener ese manojo de grandes empresas punteras en lo más novedoso y que casualmente en la Bolsa crecen, y crecen, y crecen como el conejito de la tele.

Estos valores recogen los efectos de ir a la cabeza en la futura (que ha llegado con el bicho) nueva economía y ahora mismo hay muchos fondos de inversión con rentabilidades excelentes, sobre todo en dólares.

Citemos algunos ejemplos de lo que va a suponer “La nueva economía” a partir de ahora:

TELETRABAJO: Ya había ciertos colectivos, principalmente informáticos que aplicaban el teletrabajo, pero todos hemos descubierto que se puede ampliar a muchos más sectores de la economía y a un número muchísimo mayor de empleados y funcionarios. Esto va a suponer, desde descongestionar las horas punta, la menor necesidad de menos metros de oficinas, menos comidas de medio día, consumo de combustibles, etc, etc. Pero nos pide programas de conexión de ordenadores fiables, nos pide programas de videoconferencias, etc, etc y precisamente son los americanos los que van a la cabeza de todo lo que se necesita para su funcionamiento.

VIAJES DE TRABAJO: Aunque relacionado con el punto anterior pero no es lo mismo. También va a evitar muchos kilómetros de desplazamientos es aviones, trenes, coches y consecuentemente hoteles, comidas de trabajo, etc, etc.

VENTAS A DISTANCIAS: Todos sabemos que El Corte Ingles lleva muchos años vendiendo a distancia, pero a todos se nos viene a la cabeza quien es el “puto amo” en la actualidad de las ventas a distancias, donde encuentras todo, incluida una batería de un portátil descatalogado desde hace 10 años, la tienen en su página y al otro día en tu casa. En la nueva economía que estamos llamando, va a ser difícil el comercio minorista siga por los derroteros anteriores en cuanto a márgenes y métodos de ventas, salvo el comercio muy sofisticado, como la ropa muy exclusiva, joyas caras, aparatos con instalación, y poco más.

ENSEÑANAZA A DISTANCIA: bien pues parece que hemos vuelto a descubrir la Universidad a Distancia, pero aplicada hasta a la guardería a distancia y volvemos a encontrarnos con los programas americanos de comunicaciones e imagen.

LA TELEMEDICINA: Empezando por el médico de cabecera y siguiendo por los súper especialistas. Cuantos viajes a los centros y especialistas se van a evitar, pero volvemos a que todo o casi todo pasa por tecnológicas americanas.

Os he puesto varios ejemplos, pero cada uno de vosotros podéis buscar más ejemplos y ver si sale ganando una empresa europea o americana. ¡¡OJO¡¡ Que no estoy diciendo que no haya ninguna empresa europea que no salga beneficiada de la movida del bicho, pero no hay nada más esclarecedor que ir a la Bolsa europea y a la Bolsa americana y ver valores que desde mitad de marzo lleven 19 semanas subiendo y este doblando su cotización o casi. Los nombres es lo de menos, porque muchísimas empresas me suenan a chino, pero en cuanto averiguas algo de a que se dedican, enseguida te ponen sobre la pista.

Por último, otra coincidencia con el desafío americano de hace 50 años, ¿hay alguien que se crea que el euro está subiendo?, pues que se fije en la evolución de su cotización con la libra, con el franco suizo o con el yen japonés. Acordaros de los tweet de Trump cuando los chinos se la jugaban con la devaluación para presionar en las negociaciones comerciales, pero fijaros los últimos meses quienes han metido velocidad a la máquina de hacer billetes, precisamente para devaluar a tope. Como se dice en mi pueblo: “Papa no peca” y menos este que tiene todos los misiles debajo del brazo.

Este tema de la devaluación del dólar le volveremos a tratar dentro de esta página semanal, pues tiene mucha tela que cortar.

Como siempre, recordaros que no bajéis la guardia y os cuidéis cuanto más mejor. Y para terminar nuestro lema que sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.

Sin comentarios