De las bodas bancarias

Hará 10 días más o menos que nos despertamos con una gran noticia, según la oficialidad. Decían los medios que Caixabank y Bankia se iban a fusionar dentro de unos meses y poco más, pues no aclaraban más detalles, como condiciones de canje, cierres de oficinas y despidos consecuentes, composición del nuevo órgano de administración, sede de la entidad resultante, valoración de cada entidad, en fin los detalles que pueden influir en que la nueva entidad resultante de esta fusión (o absorción?) puedan animar a los inversores a comprar o vender acciones de una o de las dos entidades.

Pues hubo mucha gente que debía tener información privilegiada, por cual fue la reacción del mercado, ya que se lanzaron a comprar acciones de los dos bancos y les dieron una buena subida, no solo al sector bancario español, que falta le hacía, sino que llegó a contagiarse a todo el sector bancario europeo, lo que me produce una gran perplejidad, porque no quiero pensar mal y suponer que hay una maniobra preparada por algún organismo nacional. Y me dije yo mismo “No Luis no seas mal pensado, que aunque hubieran querido hacerlo, entre todos juntos no juntan ni una idea de cómo hacerlo”, pues descartado que hayan sido nuestros políticos u otros organismos genios nacionales. Pero con los años uno se hace tan desconfiado que sigo buscando la mano que movió el mercado y me pregunto, si no sería el BCE que dio algunas instrucciones a nivel de todo el sector para que animaran ese día las cotizaciones bancarias. Evidentemente no tengo ninguna evidencia y tengo que convencerme de que esto no fue así.

Pero claro, siempre se dijo que de una boda salen 5 bodas o más. Consecuencia de la buena reacción del mercado es que ya tenemos otra futura boda, esta vez del BBVA y Sabadell, de la que tampoco se han publicado detalles, incluso he leído algún desmentido, pero lo cierto es que algún medio ha dado la noticia.

Pues bien, veamos las fotos (los gráficos) de esta pareja feliz:

De las bodas bancarias

Como se ve el grafico corresponde al BBVA en periodo mensual desde final del 2002.

Se ve un gráfico tipo Tesla durante los años 2003, nada más acabar la bajada de las puntocom que se prolongó durante varios años hasta los primeros meses de 2007 en que hizo máximo. La bajada posterior, hasta marzo del 2009 fue tremenda, pues se comió toda la subida anterior y desde ahí con ciertos altibajos hemos llegado al momento actual donde ha vuelto a los mínimos anteriores, a pesar de la buena novia que le han buscado.

De las bodas bancarias

Como se ve el grafico corresponde al Sabadell en periodo mensual desde final del 2002.
Las subidas de los primeros años son idénticas, pues todos los bancos estaban contentísimos de dar todas las hipotecas sobre pisos o sobre solares que alguna vez serían pisos. El negocio era seguro y no podía fallar, hasta que falló.

Y es que viendo los gráficos de los dos bancos, seguir pensando en una boda me parece una ironía, pues de salud estos no están ni para aguantar la primera noche de boda, que siempre ha solido ser muy alegre.

Entonces he pensado en cambiar el argumentario y ver si no será que han organizado un sistema de transfusiones de sangre entre moribundos. Pero no quiero cansaros y os lo explicaré en forma de parábola cívica en el próximo artículo.

Como siempre, me despido desde esta hoja semanal deseando que toreéis al bicho y no os dejéis coger.

Nuestro lema: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.

Sin comentarios