Los bonos son la espada de Damocles

La espada de Damocles es definida por el diccionario de la Real Academia Española como "Amenaza persistente de un peligro". Pero a todos nos suena como que es algo de leyenda que viene de antiguo y efectivamente, digamos en pocas palabras que Damocles era un adulador en la corte de Dionisio I, rey de Siracusa en el siglo IV antes de Cristo.

Los bonos son la espada de Damocles

Parece ser que Dionisio estaba harto del adulador Damocles y le invitó a una juerga campera, de las que hemos visto en las películas de romanos como se las gastaban, donde comían, bebían y se divertían hasta reventar, solo que al acabar la fiesta miró para arriba y vio que había tenido todo el tiempo una espada muy afilada, sobre su cabeza que pendía atada por un único pelo de crin de caballo, con lo que de repente se le quitaron las ganas de tomarse la última copa y aprendió la lección. En fin, hay versiones más meticulosa y más amplias que la que acabo de contar, pero es que la tenía que contar a mi manera, como diría Frank Sinatra.

Y es que viendo la figura de los bonos americanos a 10 años, se me ha venido enseguida la imagen de esta famosa espada a la cabeza, pues se ha empezado a hablar de la figura de los bonos hace cuatro días y medios, pero fijaros con detalle en el gráfico y sus indicadores.

Los bonos son la espada de Damocles

Veamos, el día 18-09-2019 nuestro sistema dio señal de salida de este gráfico y el valor estaba en torno a 224. Siguió la bajada, hizo su pequeño suelo y hacia el 13-01-2020 dio señal de entrada en torno a 218, algo más de un mes antes del alboroto de la pandemia, luego no solo los chinos sabían y ocultaban información, alguien más tenia mejores fuentes de información que los curritos de a pie como somos nosotros. La subida fue como los cohetes a la luna y llegó en torno a 240 la semana del 09 de marzo del 2020, o sea en dos meses hizo todo lo que tenía que hacer.

Con posterioridad ya veis que no consigue superar esa enorme vela verde de marzo y nuestro sistema vuelve a dar señal de salida a principios de junio del 2020 y ya desde ahí se ve claramente la formación del techo de la cazuela invertida, que ha formado su techo a lo largo de los meses hasta llegar a febrero donde ha empezado el desplome.

Para los que no conozcáis nuestra forma de interpretar los gráficos os hago unas aclaraciones: 1ª El RSI no forma parte de nuestro sistema, aunque por su enorme popularidad le solemos meter en casi todos nuestros gráficos. 2ª aclaración es que nuestros gráficos se leen de abajo para arriba. Por ejemplo al llegar al 01-06-2020 el indicado superchiva o curva mágica, como también la denominamos, pasa de positivo a negativo, pues aunque el valor no le vemos, si se aprecia que pasa de verde a rojo. A continuación miramos el grafico que hay por encima, que es el chva timing que también está negativo, pues lleva ya cerca de un mes en rojo. Seguimos para arriba y vemos que la vela está roja y la soga azul esta decreciente, pues tenemos todas las pautas concertadas para dar señal de salida.

Con posterioridad como se ve el superchiva pasa a verde, incluso hay vela verdes y la soga azul creciente, pero el timing sigue fuertemente decreciente, luego no hay señal de vuelta a entrar. Cuando todo se vuelva positivo como se ve que ocurrió el 13-01-2020 volveremos a poner señal de entrada porque se ha vuelto a dar la coincidencia de las pautas que seguimos. Una tercera aclaración es que en los valores sueltos y ETF, el LUMAGA SYSTEM le usamos en periodos de 3 días como máximo, no como en los fondos donde siempre usamos el periodo semanal.

Volviendo a la actualidad del gráfico, se aprecia claramente que a partir del nivel actual hasta el nivel 224 se ha quedado sin soporte alguno, ya que en ese nivel se encontrará con la MM200 y con el máximo de septiembre del 2019, pero hasta ese nivel está en caída libre relativa.

Evidentemente este gráfico, le ponemos no para comprar o vender bonos a 10 años americanos, sino para tener una idea de la evolución de los intereses en el medio y largo plazo, pues a pesar de lo peligroso del gráfico, por ejemplo en noviembre hicimos una entrada a fondos de inversión, que recientemente en plan experimental hemos ampliado a ETF.

Lamento poneros un artículo pesimista sobre el futuro más inmediato, que se sabe que tiene muchas menos lecturas que los artículos más optimistas, de comprar muchos bitcoin, o muchas acciones de campos de girasol, o algo más alegre y bonito, pero sin querer predecir lo más inmediato, que no es lo que hacemos, nunca predicción, si detección, y que cuando nos movemos a través de una operativa dinámica es salvable, pues lo que estamos diciendo es lo que se detecta a través de este gráfico que seguirá bajando o le pararan a base de máquina de dinero a tope como nos tienen desde hace un año.

Como sabéis hace 4 años que salimos al público y parece que fue ayer, y por este motivo tenemos unos cupones de descuento para nuevos suscriptores Premium.

Desde esta hoja semanal solo me queda desearos que os cuidéis y si os sobra alguna vacuna que la mandéis para acá que esto parece aquello que se cuenta de las meigas gallegas, que nadie las ha visto, aunque haberlas haylas.

Recordaros que si os ha gustado el artículo es conveniente que le subáis a vuestras redes sociales, lo que nos ayuda a posicionarnos en los buscadores.

Nuestro lema sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.

1 comentario